top of page

Fisioterapia y Osteopatía en niños

Reportaje MJOSE OSTEOPATA WEB (98).JPG

A partir del año de vida es recomendable visitar a los niños si todo está bien mínimo un par de veces al año para asegurarnos de que todo está bien y que van creciendo de forma correcta sin compensaciones que luego puedan “torcer” su espalda. Además las caídas importantes, los mocos de repetición, los problemas de pisada, vista y boca se pueden ir acompañando y corrigiendo.

Cuando los niños están en etapas de crecimiento importante y además hacer deporte continuado la frecuencia en las visitas debería ser 3 o 4 veces al año para evitar lesiones. Me encuentro en numerosas ocasiones que por no hacer entrenos adecuados en las prácticas deportivas aparecen lesiones que se pueden evitar y que van asociadas al crecimiento. 

Es especialmente importante visitar al osteópata pediátrico cuando se ponen ortodoncias ya que al modificar la posición de los dientes, maxilares y mandíbula hay una repercusión directa en cuello, espalda, pelvis, piernas y pies ya que el cuerpo se adapta a la nueva situación, por este motivo en estos casos y hasta que el niño se adapte al aparato es recomendable hacer sesiones de osteopatía para acompañar este proceso. 

Además podemos acompañar a los peques a nivel emocional y bioquímico tratando los bloqueos emocionales que se pueden in produciendo por los avatares de su vida: situaciones en el cole, casa, enfermedaes, divorcios… y que pueden somatizar tanto a nivel bioquímico y emocional. Aquí utilizaremos también naturopatía y terapia transpersonal. 

Especialidades

Reserva tu hora

bottom of page